Vacumterapia

¿Qué hace?

  • Moviliza la linfa superficial del organismo y los acúmulos grasos moldeando la silueta corporal.
  • Aumenta el flujo linfático, favoreciendo la eliminación de toxinas.
  • Aumenta el flujo sanguíneo venoso mejorando la oxigenación.
  • Acelera el metabolismo y proceso de nutrición celular.
  • Tonifica y da turgencia a la piel. Atenúa el aspecto de la indeseable piel de naranja.

¿Cómo?

Técnica que mediante un mecanismo de succión genera vacío a través de un cabezal que al contacto con el cuerpo realiza un masaje directo y profundo permitiendo estimular la irrigación sanguínea de la dermis e hipodermis. Posteriormente se dirige hacia los ganglios linfáticos para eliminar grasa y toxinas produciendo una mejora en el aspecto de la piel.

¿Dónde?

Esta tecnología se aplica en dos zonas:

  • Corporal superior: Brazos, rectos y flancos abdominales.
  • Corporal Inferior: Glúteos, cara anterior y posterior de los muslos y pantorrillas.

¿Cuándo?

De acuerdo a la estrategia contratada.
Se aplica justo antes y después de la cavitación para potenciar la eliminación de la grasa emulsificada. Se recomienda aplicarlo dos veces por semana.

Ventajas

  • Es la una alternativa para eliminar grasa y celulitis efectivamente sin dejar cicatrices ni fibrosis en la piel.
  • Al ser un tratamiento no invasivo, no requiere hospitalización, anestesia, ni recuperación postoperatoria.
  • Moldea el cuerpo con resultados duraderos y sin rebotes.
  • Favorece la tonificación y reafirmación de la piel.
  • Favorece la circulación sanguínea y linfática.