¡Somos lo que comemos!

Sabemos que el secreto de una vida sana no contiene pócimas mágicas ni se logra de un día para otro. Lograr una buena calidad de vida implica una situación equilibrada en todos los sentidos: cuerpo, mente y salud.

Uno de los pilares más importantes para lograr una vida saludable es la alimentación. La calidad nutritiva de nuestra dieta se ve reflejada directamente en nuestro cuerpo y nuestra salud.

Sin embargo, no existe un régimen alimenticio universal, el cual brinde a todas las personas los mismos resultados para llevar una vida sana. Las necesidades de energía y de nutrientes necesarias para una salud de optima calidad varían de persona en persona según características particulares como estatura, peso y ritmo de vida o nivel de actividad. Por esto, es muy importante no tomar a la ligera la elección de nuestra dieta alimenticia.

Diferencia entre nutrición y alimentación.

Uno de los errores más comunes que ocurre en el ámbito de la nutrición, es creer que alimentación y nutrición son sinónimos, es cierto que guardan relación entre sí, pero no significan lo mismo.

  • La alimentación es el conjunto de procesos que permite a los organismos utilizar y transformar los nutrientes para mantenerse vivos. La alimentación es un acto voluntario, por medio del cual ingerimos alimentos para satisfacer el hambre y el apetito.
  • La nutrición es el proceso por el cual se obtienen los nutrientes del medio externo. Es decir, la nutrición es una consecuencia de la alimentación. Nutrición es un proceso fisiológico, involuntario, que el organismo lleva a cabo para capturar los nutrientes necesarios para mantener la vida.

Objetivo de la nutrición:

Los nutrientes que nuestro organismo necesita se encuentran en los alimentos que ingerimos, se puede decir que un cuerpo bien nutrido es consecuencia de una persona bien alimentada.

Los alimentos que ingerimos y la forma de ingerirlos (cocinarlos) es primordial para tener una buena nutrición.

Las funciones de los nutrientes son:

  • Energéticas: Su función es cubrir las necesidades de energía para desarrollar cualquier tipo de actividad, como su propio nombre indica, es proporcionar la energía necesaria para el buen funcionamiento de nuestro organismo, satisfaciendo la demanda de la misma.  Los nutrientes que cubren estas necesidades son: glúcidos (azúcares) y grasas.
  • Estructurales: El organismo ha de renovar sus tejidos continuamente, no solo en las etapas de crecimiento se crean tejido, sino durante toda la vida del organismo. De ahí que sea necesario que exista un aporte de sustancias, capaces de cubrir la demanda de estos materiales necesarios para los procesos de creación y renovación de nuevos tejidos. Los nutrientes que cubren esta necesidad: proteínas, líquidos y sales minerales.
  • Funcionales: existen nutrientes que ayudan al mantenimiento el equilibrio ácido-alcalino en el organismo, y son imprescindibles para que sucedan las reacciones químicas reguladoras de varios sistemas: hormonal, linfático, nervioso. Sin estos nutrientes no existiría la vida tal y como la conocemos. Aunque su importancia no es tan clara como las otras, no por ello es menos importante. Los nutrientes que cubren esta necesidad: vitaminas y sales minerales.

 

¿Tienes alguna consulta o comentario que hacer?
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla o envía tu consulta o comentario dando click aquí.