¿Qué es la Celulitis?

¿Qué es?

Si escuchas el nombre “Dermopaniculosis vasculopática”, más vale que corras, pues este enemigo común del género femenino que afecta a más del 90% de las mujeres del mundo, es conocido (y detestado) bajo el nombre de celulitis.

¿Porqué aparece?

Entender cómo y porqué aparece la celulitis requiere entender el terreno en el que sucede. En la región del glúteo, pelvis, muslos y abdomen la mujer posee cinco veces más células grasas que en otras zonas, pero no sólo es la acumulación grasa la que genera este trastorno, lo primero que lo produce es una alteración en el sistema linfático, que es el encargado de distribuir el líquido corporal. Lo que sucede en las siguientes etapas de aparición determina la profundidad y el tipo de celulitis.

Etapas de aparición:

Primera etapa: La “piel de naranja” es evidente solo bajo presión. La microcirculación se hace lenta y al palpar la piel de la zona se siente espesa, menos elástica y fría. En algunos casos empiezan a aparecer venitas.

Segunda etapa: La dilatación vascular aumenta, la piel de naranja es visible sin presión, la zona “celulítica” llega a presentar dolor y acumulación de líquidos, inicia también, en algunos casos, un proceso de obesidad localizada. 
Hasta esta etapa el efecto es reversible con sólo algunas sesiones y un tratamiento sencillo.

Tercera etapa: Se forman bloques amorfos porque hay un degeneración en el colágeno de la piel y los adipocitos (células de grasa) se inflaman y se observan hoyuelos más profundos en la piel. Para eliminar la celulitis en esta etapa requiere de un tratamiento exhaustivo y sostenido.

Cuarta etapa: El tejido sufre una afectación nutricional y aparece lo que se denomina piel acolchada, con nódulos duros aunque ya indoloros, en algunos casos la celulitis es visible aún bajo algunas prendas de ropa delgada o ceñida. Esta etapa requiere de tratamientos que incluyan procesos de lipoescultura ultrasónica como la cavitación.

Entendiendo que este padecimiento es un problema degenerativo y no solo graso, sino también circulatorio y aún muscular, ahora las buenas noticias...

¿Cómo eliminarla?

Para obtener mejores resultados, lo primero que debes hacer es consumir al menos 1.5 lts. de agua diarios, controlar tu ingesta de sal, llevar una dieta balanceada y hacer ejercicio, pero como eso no será suficiente, aquí las recomendaciones de los tratamientos a considerar:

Drenaje Linfático (Presoterapia):Este proceso favorece el retorno venoso y la eliminación de líquidos, trabaja tanto en el sistema linfático como en el circulatorio. Esta terapia apoya la eliminación de celulitis en todas sus etapas, mejora el proceso de eliminación de toxinas y previene capilares y varices.

Electro estimulación: También conocida como gimnasia pasiva u ondas rusas, este procedimiento consiste en aplicar impulsos eléctricos en la zona a tratar, mismos que penetran al músculo aumentando la circulación y aportando oxigeno extra, ayuda también a eliminar toxinas y desechos, logrando que la celulitis tienda a desaparecer. Este método promueve el aumento de masa muscular y por tanto moldea la figura.

Masaje con varas de bambú: Utilizando un producto adecuado que fomente la descongestión de tejidos, este masaje ayuda a degradar el tejido graso, drenando y moldeando la figura gracias al calor que se genera y a los movimientos especiales de amasamiento y lisajes. Este tratamiento tiene además un efecto relajante y reduce la tensión muscular y el estrés.

Radiofrecuencia: Esta tecnología se basa en la emisión de ondas electromagnéticas que calientan los tejidos a una temperatura constante de entre 42 y 43 grados, provocando un doble efecto: la estimulación de los fibroblastos para promover la formación de nuevo colágeno y elastina en la dermis
y la secreción de ácidos grasos por parte de las células lípidas para reducir la celulitis. La radiofrecuencia además, reduce considerablemente la flacidez.

Cavitación:Este tratamiento provoca la destrucción de la células adiposas y consigue transformar la grasa más compacta en un elemento de mayor fluidez, que será eliminado del cuerpo a través del sistema linfático. La cavitación está indicada para la eliminación de nódulos celulíticos cuando la persona tenga al menos tres centímetros de grasa en la zona a tratar. Es importante mencionar que para la mejor eliminación de esta grasa “licuada” es muy importante hacer ejercicio cardiovascular durante las 24 horas posteriores al procedimiento.

Con todas estas tecnologías a tu alcance la celulitis es un enemigo que ya puedes ir eliminando de tu lista.