Importancia del Ejercicio

El ejercicio resulta un concepto aterrador para algunas personas, al relacionarlo directamente con el sufrimiento: el tener que correr incontables kilómetros sudando bajo el sol o esforzarse demasiado en el gimnasio al tratar de levantar pesas imposibles. En pocas palabras, pensamos que el ejercicio nos lleva a: abusar físicamente de nuestro cuerpo hasta el punto del dolor. En Body TakTik buscamos cambiar esa idea errónea que tenemos acerca del ejercicio, el ejercicio no tiene por que ser sufrimiento; hacer ejercicio significa: diversión con esfuerzo, que genera resultados.

¿Por qué hacer ejercicio?

El ejercicio mejorará tu vida en muchos aspectos, te ayudará a verte y sentirte mejor, más sano y vivir la vida más fácil. El ejercicio es la pieza básica para mantenerte o ponerte en forma, ya sea que necesites perder o ganar peso, el ejercicio te ayuda a quemar calorías, reducir tu porcentaje de grasa corporal y aumentar tu masa muscular, todos estos factores te dan una mejor apariencia.

Otro de las consecuencias del ejercicio es brindarnos salud en general. Hacer ejercicio regularmente como parte de tu vida diaria, es una forma de fortalecer tu cuerpo y mantener tus defensas altas. Por ejemplo, al realizar actividades físicas, nuestra densidad ósea aumenta, disminuye nuestra presión arterial y reduce los depósitos de grasa corporal.

El ejercicio simplemente nos brinda la oportunidad de vivir una vida mejor y más fácil, nos permite enfrentarnos a situaciones diarias sin tener complicaciones, por ejemplo: cargar objetos pesados, subir escaleras o andar en bicicleta. Todas estas actividades cotidianas nos resultan sencillas, si nos encontramos en buena forma.


Los efectos del ejercicio

Sobre el corazón:

  • Disminuye la frecuencia cardíaca de reposo y, cuando se hace un esfuerzo, aumenta la cantidad de sangre que expulsa el corazón en cada latido. De esta manera la eficiencia cardíaca es mayor "gastando" menos energía para trabajar.
  • Estimula la circulación dentro del músculo cardíaco, favoreciendo la "alimentación" del corazón.

Sobre el sistema circulatorio:

  • Contribuye a la reducción de la presión arterial.
  • Aumenta la circulación en todos los músculos.
  • Disminuye la formación de coágulos dentro de las arterias con lo que se previene la aparición de infartos y de trombosis cerebrales.
  • Actúa sobre el endotelio, que es la capa de células que tapiza por dentro a las arterias segregando sustancias de suma importancia para su correcto funcionamiento, mejorando su actividad y manteniéndolo sano y vigoroso. Todo esto por una acción directa ya través de hormonas que se liberan con el ejercicio.
  • Mejora el funcionamiento venoso, previniendo la aparición de varices.

Sobre el metabolismo:

  • Aumenta la capacidad de aprovechamiento del oxígeno que le llega al organismo por la circulación.
  • Aumenta la actividad de las enzimas musculares, elementos que permiten un mejor metabolismo del músculo y por ende una menor necesidad de exigencia de trabajo cardíaco.
  • Aumenta el consumo de grasas durante la actividad con lo que contribuye a la pérdida de peso.
  • Colabora en la disminución del colesterol total y del colesterol LDL ("malo") con aumento del colesterol HDL ("bueno"). Mejora la tolerancia a la glucosa favoreciendo el tratamiento de la diabetes.
  • Incrementa la secreción y trabajo de diferentes hormonas que contribuyen a la mejoría de las funciones del organismo.
  • Colabora en el mantenimiento de una vida sexual plena.
  • Mejora la respuesta inmunológica ante infecciones o agresiones de distinto tipo.

Sobre el tabaquismo:

  • Los individuos que realizan entrenamiento físico dejan el hábito de fumar con mayor facilidad y hay una relación inversa entre ejercicio físico y tabaquismo.

Sobre los aspectos psicológicos:

  • Aumenta la sensación de bienestar y disminuye el estrés mental. Se produce liberación de endorfinas, sustancias del propio organismo con estructura química similar a morfina, que favorecen el "sentirse bien" después del ejercicio (sin, por supuesto, los efectos malos de la droga).
  • Disminuye el grado de agresividad, ira, ansiedad, angustia y depresión.
  • Disminuye la sensación de fatiga.
  • Sobre el aparato locomotor.
  • Aumenta la elasticidad muscular y articular.
  • Incrementa la fuerza y resistencia de los músculos.
  • Previene la aparición de osteoporosis.
  • Previene el deterioro muscular producido por los años.
  • Facilita los movimientos de la vida diaria.
  • Contribuye a la mayor independencia de las personas mayores.

¿Cómo empiezo?

Es importante enfatizar que los niveles de actividad física requeridos para la promoción de la salud no necesariamente deben ser de elevada intensidad. No es necesario tener el entrenamiento de un atleta para lograr resultados y las personas sedentarias pueden mejorar su aptitud física comenzando con breves períodos de ejercicios livianos.

Lo primero en una persona inactiva debe hacer es comenzar a ponerse en movimiento, aunque sólo lo haga pocos minutos al día. Tal vez este sea el punto más importante para iniciar un cambio en el estilo de vida.

Pequeños consejos para lograr que la actividad física forme parte de su vida:

  • Aumenta la sensación de bienestar y disminuye el estrés mental. Se produce liberación de endorfinas, sustancias del propio organismo con estructura química similar a morfina, que favorecen el "sentirse bien" después del ejercicio (sin, por supuesto, los efectos malos de la droga).
  • Camine en lugar de usar medios de transporte: si utiliza un transporte público, bájese un par de paradas antes de su destino. Use menos su automóvil y, cuando lo haga, trate de estacionar en un lugar más alejado que el habitual.
  • Utilice escaleras en lugar del ascensor.
  • Tómese dos minutos por hora en el trabajo o el hogar para "estirar las piernas" y movilizar los músculos.
  • Aproveche los momentos de ocio para movilizar las articulaciones con ejercicios de poca intensidad.
  • Realice un breve paseo a pie antes del desayuno o la cena (o ambos).
  • Cambie 10 minutos de televisión por un par de vueltas a la manzana.
  • Vaya caminando o en bicicleta a realizar las compras simples de todos los días.
  • Saque a pasear a su perro todos los días.
  • Cuando camine, trate de ir acelerando su paso progresivamente. Si puede, elija caminos con subidas y bajadas.
  • Cuando mire televisión, trate de hacerlo sentado en lugar de acostado o tendido en un sofá. Tenga lejos el control remoto para movilizarse cuando quiera cambiar de canal.
  • Hable por teléfono en posición de pie, con mínimos movimientos, en lugar de hacerlo sentado.
  • Haga las cosas por Ud. mismo. No pida que le traigan algo, búsquelas.
  • Si su trabajo le permite una pausa (hora de almuerzo, por ejemplo) utilice 10 minutos para dar un paseo a pie.

Iniciando con estos pequeños conejos, te incentivará a incluir el ejercicio como parte de tu vida diaria, ya que un mayor bienestar se verá reflejado una vez que tomes estas medidas.

Una vez que estés acostumbrado a éstas actividades cotidianas, puedes ir aumentando la velocidad de la marcha, mayor tiempo dedicado al movimiento, repetición de las actividades, etc. Y posteriormente podrás iniciar una rutina de ejercicio que se adopte a tus necesidades y características.


¿Tienes alguna consulta o comentario que hacer?
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla o envía tu consulta o comentario dando click aquí.